Vehículos GLP, la alternativa ecológica que triunfa en el sector de automoción


Las matriculaciones de vehículos electrificados, híbridos y de gas (turismos, cuadriciclos, vehículos comerciales e industriales y autobuses) se incrementaron en septiembre en un 63,5% con respecto al mismo mes del año anterior, según fuentes de ANFAC, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones. De ellos, los vehículos de gas alcanzaron en el noveno mes del año un total de 2.794 unidades matriculadas, un 112,2% más que en el mismo mes del año pasado. En el acumulado del año, las ventas han crecido un 51%, hasta las 27.270 unidades. Todas estas cifras ponen de manifiesto que el gas se está convirtiendo en una de las principales alternativas ecológicas para el sector del automóvil.



Vehículos GLP


GLP: ¿qué es y qué ventajas aporta?


Las siglas GLP hacen alusión al Gas Licuado de Petróleo, un carburante alternativo, que mezcla propano y butano. También se denomina autogás y es un carburante que ofrece las mismas prestaciones que los tradicionales, como la gasolina o el gasoil. Los vehículos de este tipo son de bicarburación, es decir, disponen de dos depósitos de carburante separados (GLP y gasolina) y pueden circular indistintamente con los dos, y presentan una serie de ventajas.


  • Etiqueta medioambiental ECO: los vehículos impulsados por GLP se benefician de la etiqueta medioambiental ECO de la Dirección General de Tráfico (DGT), al igual que ocurre con los vehículos híbridos enchufables, los vehículos híbridos no enchufables, los vehículos propulsados por gas natural o por gas natural comprimido (GNC). Disponer de esta etiqueta supone estar exento del pago del impuesto de matriculación, circular por zonas restringidas al tráfico en grandes ciudades, como Madrid, incluso durante episodios de alta contaminación; y descuentos a la hora de aparcar en zonas de estacionamiento regulado.
  • Ahorro en el impuesto de circulación: los vehículos propulsados por GLP se benefician de descuentos en el pago del impuesto de circulación, cuya cuantía varía en función de cada ayuntamiento.
  • Ahorro en el consumo: el precio del GLP es bastante inferior al de otros carburantes, lo que supone un ahorro de hasta el 40%.
  • Mayor autonomía: gracias al doble depósito de GLP y gasolina.
  • Energía más limpia: según la Asociación Española de Gas Licuado, durante su combustión, el GLP presenta unas casi nulas emisiones de óxidos de nitrógeno y partículas y reducidas de CO2, contribuyendo a la reducción de la contaminación urbana, el efecto invernadero y los niveles de ruido en las ciudades.



Vehículos GLP nuevos… o adaptados


Muchos fabricantes han lanzado al mercado modelos impulsados por GLP, aunque también es posible adaptar un vehículo de gasolina sin necesidad de comprar uno nuevo. En España existen muchos talleres autorizados que llevan a cabo la instalación de kits de sistemas GLP, que permiten a los vehículos utilizar este carburante. Básicamente, consiste en la instalación de un depósito de autogás, una boca de carga y un sistema de alimentación de gas.


Además, en la actualidad, ya existen 670 estaciones de servicio con surtidores de GLP, según los datos de la Asociación Española de Gas Licuado.



Revisiones periódicas de instalaciones de GLP


El almacenaje y manejo de gas, como el GLP, conlleva riesgos, por lo que son necesarios exhaustivos controles de seguridad sobre cualquiera de los procesos en los que interviene este elemento. Estos controles deben ser llevados a cabo por un Organismo de Control Autorizado (OCA), como es el caso de INGEIN.


De este modo, INGEIN se encarga de las revisiones periódicas de instalaciones de gas necesarias para garantizar la seguridad, lo que conlleva trabajar de manera conjunta con cada una de las compañías de GLP para garantizar la seguridad en todo momento. Estas revisiones se aplican a centros de almacenamiento y distribución de envases de GLP, a instalaciones de almacenamiento de GLP en depósitos fijos y a estaciones de servicio a gas, así como a la verificación de aparatos a gas.


En el caso de los centros destinados a la recepción y almacenamiento de los envases de GLP para su posterior distribución y venta a los clientes finales, INGEIN se encarga de velar por la seguridad y prevención de cualquier escape incontrolado.


Lo mismo ocurre con las instalaciones de almacenamiento de GLP en depósitos fijos, donde es necesario un control, revisión, reparación y seguimiento de todas las instalaciones, tanto particulares como públicas, del gas licuado. Nuestros expertos realizan las pruebas periódicas de aparatos de gas y certifican las pruebas de presión de los depósitos de GLP con las más eficientes e innovadoras tecnologías del mercado (emisiones acústicas).


Por último, en las estaciones de servicio para vehículos a gas, es decir, las encargadas del almacenamiento y suministro de gas para su utilización como carburante en vehículos a motor, INGEIN es el organismo encargado de garantizar que todas las fases del proceso, desde la instalación al llenado, pasando por el almacenaje y la distribución de GLP se hagan de manera estrictamente segura.

CALCULA TU PRESUPUESTO