Medidas de seguridad en plantas petroquímicas

Hace unos días, una planta petroquímica de Tarragona se convirtió, tristemente, en noticia, a causa de la explosión de un reactor, que provocó la muerte de tres personas y varios heridos de diferente gravedad. A la espera de que la investigación abierta determine las causas del accidente, es importante hacer un repaso por las medidas de seguridad necesarias en este tipo de industrias, tal y como establece la legislación vigente.





¿Qué es una planta petroquímica?

Como su propio nombre indica, es el lugar donde se producen petroquímicos, es decir, fundamentalmente productos derivados del petróleo y del gas natural. En este tipo de plantas se ejecutan diferentes procesos que causan diversos cambios físicos y químicos en estos productos, dando lugar a otros derivados, entre ellos, combustibles y otros.

La complejidad de los sistemas y de los productos empleados en este tipo de industria hace necesario un elevado nivel de seguridad, con medidas que afectan a las distintas instalaciones y que deben ser ejecutadas y verificadas por Organismos de Control de Autorizados (OCA), como es el caso de Ingein

Vamos a conocer qué medidas de seguridad afectan a estas instalaciones.



Revisiones de equipos a presión

Tal y como recoge el Real Decreto 2060/2008, por el que se aprueba el Reglamento de equipos a presión y sus instrucciones técnicas complementarias, todos los equipos a presión presentes en refinerías y plantas petroquímicas deben ser sometidos a inspecciones periódicas por parte de un Organismo de Control Autorizado (OCA). 

Estas inspecciones, que se aplican a recipientes y a tuberías, deben acreditar unas condiciones de seguridad y de resistencia adecuadas y, según la ley, pueden contemplar la realización de comprobaciones, inspecciones con ensayos no destructivos, pruebas hidrostáticas y otras.  La periodicidad varía, desde los 4 a los 16 años, dependiendo del nivel de las instalaciones.lectus.



Inspecciones de parque de almacenamiento de líquidos petrolíferos

Las inspecciones de parques de almacenamiento de líquidos petrolíferos tienen como objetivo de garantizar que las instalaciones cumplen los requisitos de seguridad mínimos exigidos por el Reglamento de instalaciones petrolíferas, aprobado por el Real Decreto 2085/1994 y por sus respectivas instrucciones técnicas complementarias.

En este caso, se llevan a cabo pruebas de estanqueidad a tanques y tuberías enterrados, pruebas a tanques y tuberías de superficie, inspección de las instalaciones, así como de aquellas con tanques enterrados sin sistema de detección de fugas. La periodicidad, en estos casos, va desde los 3 a los 10 años, dependiendo de cada tipo de instalación.



Almacenamiento de otros productos químicos

Las Entidades de Inspección también deben evaluar la conformidad de las instalaciones industriales para el almacenamiento de otros productos químicos presentes en este tipo de industrias químicas y petroquímicas, con el fin de comprobar la seguridad y poder detectar posibles deficiencias que se pudieran producir.

Es el caso de productos como el óxido de etileno; el cloro; el amoniaco anhidro; botellas de gases comprimidos, líquidos y disueltos a presión; líquidos corrosivos; líquidos tóxicos; fertilizantes a base de nitrato amónico con alto contenido en nitrógeno; o peróxidos orgánicos

Varias leyes son las encargadas de regular los diferentes productos, el más reciente, el Real Decreto 656/2017, por el que se aprueba el Reglamento de Almacenamiento de Productos Químicos y sus Instrucciones Técnicas Complementarias. En él se establece que las inspecciones y pruebas, tanto inicial como periódicas, se llevarán a efecto por un organismo de control habilitado para la aplicación de la reglamentación sobre almacenamiento de productos químicos y, en su caso, para el Reglamento de equipos a presión del que hemos hablado anteriormente. 



Inspección de instalaciones de gases combustibles

Como ocurre con todos los productos manejados en la industria petroquímica, por los riesgos a los que nos enfrentamos a la hora de almacenar y manejar este tipo de elementos, es imprescindible realizar un control de seguridad sobre cualquier proceso en el que intervengan gases combustibles, como el gas licuado del petróleo (GLP).

Tanto los centros de almacenamiento y distribución de envases de GLP, como las instalaciones de almacenamiento de GLP en depósitos fijos (y, posteriormente, las estaciones de servicio a gas) deben ser sometidas a revisiones periódicas para garantizar la seguridad en todo momento.



Instalaciones contra incendios

Por último, pero no menos importante, todos los establecimientos industriales, entre ellos las plantas petroquímicas, deben implantar una serie de medidas para que sus edificios estén protegidos contra la acción del fuego. El Real Decreto 2267/2004, por el que se aprueba el Reglamento de seguridad contra incendios en los establecimientos industriales y el Real Decreto 513/2017, por el que se aprueba el Reglamento de instalaciones de protección contra incendios son los encargados de velar por ello.

Estas medidas de seguridad tienen un triple objetivo: salvar vidas humanas, minimizar las pérdidas económicas producidas como consecuencia del fuego y conseguir que las actividades del edificio estén detenidas el mínimo tiempo posible por consecuencia del fuego.



Ingein: seguridad en plantas petroquímicas

En Ingein, conscientes de las particularidades especiales del tratamiento de todos los elementos relacionados con la industria petroquímica, ponemos especial interés en la revisión y control de la seguridad y la prevención de riesgos. Nuestras revisiones aseguran que nuestros clientes cumplan con todas las normativas y reglamentos que les afectan.

Dentro del campo reglamentario de instalaciones petrolíferas, Ingein posee los medios y acreditaciones necesarios para desarrollar una labor íntegra como Organismo de Control.

CALCULA TU PRESUPUESTO