El nuevo Código Técnico de la Edificación (CTE) hace hincapié en el ahorro de energía y la seguridad en caso de incendio



El Consejo de Ministros aprobó el pasado mes de diciembre de 2019, el Real Decreto 732/2019, de 20 de diciembre, por el que se modifica y aprueba el nuevo Código Técnico de la Edificación (CTE) que introduce una serie de cambios con la finalidad de mejorar las prestaciones de los edificios. Entre las novedades destaca la publicación del nuevo “Documento Básico de Ahorro de Energía”, que establece una serie de reglas y procedimientos que permiten conseguir un uso racional de la energía necesaria para la utilización de los edificios, reduciendo a límites sostenibles su consumo. En este contexto, las inspecciones de instalaciones térmicas, calderas y de aparatos de gas, realizadas por entidades como INGEIN, son fundamentales para garantizar el correcto funcionamiento de todas las instalaciones.





Inspección de instalaciones térmicas y calderas

El Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) establece las condiciones que deben cumplir las instalaciones destinadas a atender la demanda de bienestar térmico e higiene a través de las instalaciones de calefacción, climatización y agua caliente sanitaria para conseguir un uso racional de la energía.


INGEIN, como Organismo de Control (OC) acreditado por ENAC y como Entidad de Inspección y Control (EICI) autorizada por la Comunidad de Madrid, ofrece un servicio de control de seguridad pleno y efectivo para la tramitación administrativa de puesta en servicio de instalaciones, así como para la revisión de la documentación presentada, la inspección oficial y las inspecciones reglamentarias inicial y periódicas.


Asimismo, lleva a cabo la revisión de calderas y de sus elementos asociados, incluyendo la inspección visual previa a la limpieza, inspección visual posterior a la limpieza, prueba de funcionamiento y realización obligatoria de END.


Todo ello contribuye a mejorar la eficiencia y el ahorro energético demandado por el nuevo CTE.



Modificación del Documento Básico sobre Seguridad en caso de incendio

Otra de las novedades del Código Técnico de Edificación son las modificaciones introducidas en el Documento Básico sobre Seguridad en caso de incendio, cuyo objetivo es en reducir a límites aceptables el riesgo de que los usuarios de un edificio sufran daños derivados de un incendio de origen accidental, como consecuencia de las características de su proyecto, construcción, uso y mantenimiento. Las modificaciones van encaminadas a limitar adecuadamente el riesgo de propagación del incendio por el exterior del edificio.


El documento recoge que los edificios se proyectarán, construirán, mantendrán y utilizarán de forma que, en caso de incendio, se cumplan las exigencias básicas establecidas en el mismo. Además, especifica parámetros, objetivos y procedimientos cuyo cumplimiento asegura la satisfacción de estas exigencias básicas y la superación de los niveles mínimos de calidad propios del requisito básico de seguridad en caso de incendio, tal y como recoge el Real Decreto 513/2017, de 22 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de instalaciones de protección contra incendios, y que contempla todos los aspectos a tener en cuenta en relación con el diseño, instalación y mantenimiento de los sistemas de protección activa contra incendios. Este Real Decreto recoge que, en aquellos casos en los que la inspección de las instalaciones de protección activa contra incendios no esté regulada por reglamentación específica, los titulares de las mismas deberán solicitar, al menos, cada diez años, a un organismo de control acreditado, como es el caso de INGEIN.


La excepción, en este caso, son los edificios, establecimientos y zonas de uso industrial, en cuyo caso es aplicación el Real Decreto 2267/2004, de 3 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de seguridad contra incendios en los establecimientos industriales.

CALCULA TU PRESUPUESTO